A modo de canapé

27 Mar

No podía contener su excitación desde dos horas antes de entrar en aquel lugar en el que las luces de neón y la música estridente te hacían olvidar que eran poco más de las dos de la tarde.

Era uno más de los muchos clubes que se encontraban en aquella ciudad. No existía ninguna razón especial para escoger éste. Simplemente había cogido el metro, caminado unas cuantas manzanas y cuando se dio cuenta estaba en la puerta.

Se había decidido, hoy iba a ser el día en que saciaría ese sentimiento que le hacía hervir la sangre, que le llenaba de rabia, de ansiedad, de fuego y de vida.

En las próximas horas de su vida iba a saber lo que se siente al matar a alguien.

 

Anuncios

2 comentarios to “A modo de canapé”

  1. JJ 28 marzo, 2011 a 1:12 #

    El insomnio tiene estas cosas, y la inspiración también, pero sabes que estás a tiempo de reorientar la historia… si quieres. Un saludo.

    • yaizalvarez 29 marzo, 2011 a 22:46 #

      Querido JJ, ¿reorientar la historia hacia qué lado? Escribí este mismo capítulo la noche que empezó todo. Más o menos tengo claro cómo será el siguiente, pero estoy abierta a sugerencias. Gracias por dedicarle unos minutos de tu tiempo a leer mis ocurrencias. Un beso.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: