Divorcio

12 Dic
La política en España en general y en Canarias en particular se parece cada día más a un matrimonio en proceso de divorcio, pero de esos divorcios que superan a la Guerra de los Rose con creces. Hoy escuché decir a José Manuel Soria, vicepresidente del Gobierno de Canarias y consejero de Economía y Hacienda, que si se aprueban los Presupuestos Generales del Estado (PGE) en el Congreso, el Ejecutivo canario los llevará a los tribunales porque incumplen la ley del Régimen Económico y Fiscal de Canarias (REF). Yo, que soy un poco ingenua, me pregunto si van a llevar a los tribunales todo lo que la mayoría democrática apruebe y a ellos no les guste.
También me pregunto por qué habrá esperado tanto el Gobierno de Canarias, gobernado por CC y el PP desde hace doce años, para hacer esta denuncia, si se supone que los PGE no han cumplido nunca con el REF, y siempre han sido apoyados por el Ejecutivo regional. Entonces, si estos aumentan considerablemente los dineros que vienen del Estado para Canarias y aún así tampoco cumplen la ley, ¿por qué los apoyaron en 2006, 2005, 2004, 2003…si eran mucho peores que los del próximo año?
Será que el cónyuge Gobierno de Canarias está en proceso de divorcio del cónyuge Estado… !CLARO! Por eso están todo el día con el guineo de que Madrid no escucha a Canarias y que los canarios nos tenemos que poner en nuestro sitio y el otro no se queda corto, sin recibir al presidente del Gobierno (pobre Paulino se sentirá más chiquito de lo que es), sin contestar a las llamadas de la consejera de Bienestar Social…Igual que los matrimonios en proceso de divorcio, todo el día poniéndose denuncias en los juzgados, mandándose recaditos amenazantes, insultándose, maldiciéndose, etc…
Yo no entiendo por qué los políticos de un tiempo a  esta parte, especialmente los de un partido centralista, creen que hacer oposición es oponerse a todo. Con los millones de muertos, torturados, desaparecidos y perseguidos que nos ha costado conquistar la democracia y nos están privado de lo más bonito que tiene: el consenso en los asuntos que afectan a todos.
Es admirable saber reconocer al otro lo que ha hecho bien, aunque esté en las antípodas de nuestra ideología. Mucho más admirable que estar todo el día buscando el enfrentamiento y el meterle el dedo en el ojo al otro. Eso es lo más fácil del mundo, lo verdaderamente difícil es buscar puntos de encuentro con los que no piensan igual.
Lo peor de esta crispada situación es que, al igual que en los divorcios, los terceros son los que pagan las consecuencias. Por un lado los niños y por otro los ciudadanos que acaban aburriéndose de ver como sus problemas siguen sin resolverse mientras los políticos siguen cobrando sus ¿justos? sueldos por ¿hacer su trabajo?
Por tanto les insto, a ustedes los políticos, a que bajen la cabeza ante el pueblo, guarden sus viperinas lenguas en sus podridas bocas y se pongan a trabajar en loq ue de verdad importa a los ciudadanos: la educación, la sanidad y el trabajo.
Anuncios

2 comentarios to “Divorcio”

  1. RAQUEL 28 noviembre, 2011 a 11:44 #

    Hola, Yaiza
    Acabo de empezar a leer tus pequeñas reflexiones acerca de la vida. Me gusta mucho!!!
    Pero quería hacer un comentario acerca de este pequeño artículo… En el caso de la política, yo, no sé si alguien más, se está planteando la pérdida de ideología como consecuencia de ese divorcio que mencionas. Ya no se sabe quién es quién, ya no existen colores, tan sólo partidismo cerrados que parecen guetos sin objetivos fijados sino la lucratividad propia.
    Un saludo.

    • yaizalvarez 11 diciembre, 2011 a 11:20 #

      ¡Hola, guapa! ¿Cómo estás? Disculpa la tardanza en contestarte al comentario y muchísimas gracias por dedicarle parte de tu tiempo a leer estas reflexiones.
      Estoy de acuerdo contigo en que la ideología cada vez tiene menos peso en la actividad política. Las evidencias están, por ejemplo, en los cambios de gobierno tan radicales que se producen, pasamos de una mayoría de “izquierdas” a otra de “derechas” como si nada. También creo que cada vez hay más políticos que se han tomado esta actividad como una salida profesional y no como el servicio público que debe ser, en consecuencia no tienen reparos en materia de pactos, de apoyar medidas que no son muy acordes con la supuesta ideología de su partido, etc.
      En mi opinión el descrédito que sufre la política y los políticos se la han ganado a pulso, porque, aunque creo que no hay que meter a todo el mundo en el mismo saco, y que hay muchos políticos/as honestos y que trabajan para mejorar las cosas, es cierto que tampoco veo que hagan nada para darle la vuelta a la tortilla y recuperar la grandeza de esta actividad pública.
      Y por último, como tú sabes que yo soy una idealista sin remedio, yo creo que sin ideología no puede haber política porque es la que define cómo entiendes el mundo: desde la justicia o desde la ley del más fuerte.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: